Por qué es necesario ABUAB?

Los fenómenos de inmigración masiva se han acelerado en Europa en los últimos años. A la migración de personas que buscan un mejor futuro en términos socio-económicos se han unido, a partir de la aparición de conflictos generados en la llamada primavera árabe, un gran flujo de población foránea que huye de la guerra. La integración de los recién llegados en las
sociedades de acogida supone uno de los principales retos para los gobiernos y la sociedad civil en Europa. El choque cultural entre inmigrantes y locales genera tensiones en ambas partes. El crecimiento de los movimientos político xenófobos y aislacionista es una buena prueba de las dificultades a las que nos enfrentamos. Las carencias en la integración de inmigrantes
conducen a menudo a su marginalidad en términos socio-económicos.

El Patrimonio cultural representa una potente herramienta de integración social. La materialidad de los logros culturales del pasado permite fortalecer la conciencia de pertenencia a la sociedad presente. Si el Patrimonio es fundamental para definir la propia identidad, también puede ser utilizado como ámbito del diálogo intercultural. Conocer y valorar las creaciones del otro es un elemento importante para la acogida y para la comprensión mutua. Los recién llegados pueden comprender a través del conocimiento de Patrimonio cultural español los valores y formas de vida del país de acogida. Para los españoles, comprender su reacción frente al Patrimonio es una manera de acceder a sus valores y sentimientos. La red de Museos es una herramienta de primer orden para establecer este diálogo intercultural en torno al Patrimonio. Facilitar la comprensión del significado de la memoria del país de acogida entre los refugiados sirios promoverá su estima por su nueva casa. Diseminar entre la sociedad de acogida el interés de los acogidos por la cultura autóctona favorecerá la empatía hacia los refugiados.